Colegio García Lorca, nuestros vecinos escolares.

//Colegio García Lorca, nuestros vecinos escolares.

Mucho habíamos tardado en conocer al Colegio García Lorca, teniendo en cuenta los escasos metros que nos separan. Finalmente dejamos de lado nuestras apretadas agendas y nos dedicamos unos enriquecedores instantes.

Vistamos el lugar donde muchos de nuestros pequeños inician su nueva etapa escolar, el Colegio García Lorca.

La sinceridad y la cercanía de Santi, su director, describiendo los puntos fuertes y débiles de su centro, nos hace sentir como en casa. Abordando con libertad los temas educativos que nos preocupan y las anécdotas que nuestros años de experiencia nos aportan.

Es cierto que las instalaciones del Colegio García Lorca tienen sus años y sus batallas libradas. Respecto a su metodología, no se puede decir abiertamente que trabajan por proyecto. Pero también es cierto que se nota en todos los rincones del colegio el interés y la lucha por mejorar y aprovechar los recursos con los que cuentan. Sobre todo, un gran número de actividades y dinámicas paralelas a los libros de texto que enriquecen enormemente el desarrollo y el aprendizaje de nuestros pequeños. El mejor ejemplo de esto lo podéis encontrar en su página web, donde todas estas experiencias quedan reflejadas.

Nos llama gratamente la atención poder comprobar que mantienen unidos a los alumnos que provienen de nuestra escuela. Ayudando así a mantener los vínculos que nuestros pequeños crean durante su estancia en nuestras aulas. Nuestros antiguos alumnos siguen jugando juntos en el patio, tal y como hacían en nuestro pequeño recreo, y así puede ser hasta que salgan de allí camino al instituto. Puesto que los grupos se mantienen durante toda la etapa de infantil y primaria.

Paseamos por la biblioteca, por sus amplias y luminosas aulas. Por el comedor y la cocina propia, donde cada día se guisa el menú de los niños. Una comida casera que deja un olor delicioso por los pasillos. Nos emocionamos al ver caras conocidas a cada paso, ¡que mayores están nuestros niños y niñas!. Nos encanta que los niños que llegan con tres años tengan un comedor y un patio dedicado solo a ellos, con el objetivo de hacer que su nuevo mundo sea un poco más pequeño y controlado para que el cambio desde la escuela no sea tan brusco.

También es destacable la presencia del francés como idioma alternativo al inglés, siendo pioneros en el plurilingüismo. La lengua de signos, presente en cada rincón del colegio. Y sobre todo la gran atención a la diversidad, pudiendo contemplar ejemplos del proyecto Sombra con los niños y niñas autistas. Como detalle, llama mi atención la presencia de un plan de estrategia respecto a la vigilancia del patio. Por zonas y horarios de los profesores, para que el control de los alumnos esté siempre presente.

Colegio García Lorca - Escuela Infantil CON C DE CARIÑO

Vuelvo a la escuela con una sensación muy agradable, porque he visto a unos niños felices, a un equipo directivo implicado. Un centro que cada día busca la mejora y bienestar de los pequeños. Sin duda, ha sido un placer poder conocer de cerca a nuestros vecinos.

Gracias por la charla! Esperamos vuestra visita!

2017-09-28T17:54:43+00:00 17 abril, 2017|Educación|

Dejar un comentario